Reserva biologica El Encenillo

Por Ana Josefa Cárdenas

reserva-encenillo-header

La Reserva Biológica Encenillo es una reserva privada de la sociedad civil, ubicada en el Municipio de Guasca (Cundinamarca). Se constituyó en el año 2007 con el propósito de conservar la perpetuidad de los bosques de Encenillo y preservar también la fauna y flora presente en ellos, en particular algunas especies de aves y plantas únicas del país, y del mundo.

Gracias a la donación de Hendrik y Marianne Hoeck, La Reserva Biológica Encenillo cuenta con una extensión total de 195 ha, ubicadas entre los 2.800 y los 3.200 metros de altura, donde cerca de 135 has. corresponden a bosque Natural.

En la zona se encuentra uno de los últimos relictos de bosque andino primario de la Cordillera Oriental que, a pesar de los fuertes impactos que ha sufrido, presenta áreas en muy buen estado de conservación, lo que se hace visible por la presencia de bosques con predominio de Encenillos (Weinmannia tomentosa) viejos, y otras especies que no se encuentran en lugares cercanos, como cedros y algunas especies de orquídeas. Por esta razón, es posible que la región sea refugio de las últimas poblaciones de especies de aves y mamíferos como el guache y el armadillo de la zona.

Características

Extensión: 186.79 
hectáreas Altura: 2.800 a 3.200 msnm
Temperatura: 4ºC – 21ºC
Localización: La Reserva, muy cercana a Bogotá, se encuentra ubicada en el Sector Pueblo Viejo de la vereda La Trinidad perteneciente al municipio de Guasca, Cundinamarca.

Horario de Atención: Lunes a Domingo de 6:00 AM a 5:00 PM

Horarios especiales para observadores de aves con reservación anticipada: Lunes a Domingo de 5:00 AM a 6:00 PM.

http://www.natura.org.co/general/reserva-biologica-del-encenillo.html

Esta reserva Biológica nos ofrece la oportunidad de interactuar con la naturaleza, los árboles, el bosque y las criaturas que en él vivan y prosperan. Es un lugar en el que además de respirar aire puro, se respira la paz que ofrece el contacto íntimo con la Madre Tierra, visitarlo es una oportunidad única para recorrer en silencio y llenarse el alma y el cuerpo de los sonidos, los aromas y las imágenes únicas y hermosas de un bosque conservado en el que se pueden encontrar distintas especies de orquídeas y vegetación de todo tipo.

Los árboles, con sus cortezas cubiertas con musgo dan la sensación de un bosque encantado, sus ramas se alzan hacia el cielo en busca de la tibieza de los rayos de sol y mirar hacia el cielo por entre el follaje es como una ventana a la lucha compartida de cada hoja, cada tallo, por alcanzar y ser favorecidos por los cálidos besos del sol y de la lluvia. Es una lucha sin pretensiones ni egoísmos en donde cada uno siempre sale triunfador y nosotros, como seres humanos, somos beneficiados por la infinita variedad de formas y colores que embelesan todos los sentido.

Los aromas, los colores, los sonidos, las formas, todos unidos son la conjugación perfecta de un paisaje de singular belleza que, si nos tomamos el tiempo suficiente para disfrutarlo, nos permite reencontrarnos con nosotros mismos como miembros de un planeta que nos necesita y nos reclama, como seres que compartimos el espacio y el tiempo con nuestros hermanos, animales y plantas, que cohabitan nuestro planeta.

La reserva nos ofrece la oportunidad de recorrer senderos naturales, rodeados de bosques, y también a campo abierto, y el mirador, a 3200mt de altura, desde donde se puede observar la sabana, el embalse de Tominé, todo de manera majestuosa y sencilla a la vez.

Es un recorrido que vale la pena realizar, entregados a esa comunión con la naturaleza, llenándose los pulmones de aire fresco y limpio, el alma de paz y tranquilidad, y los sentidos de, valga la redundancia, sensaciones maravillosas y únicas. Las flores y sus miles de colores, los insectos, la variedad de plantas, la vista maravillosa de un paisaje que puede ser a gran escala o incluso, un paisaje diminuto que se descubre a cada paso, en cada lugar, en cada flor, en cada formación… es como miles de mundos que se unen para formar un universo.

Se deben tener en cuenta las recomendaciones de la Reserva para no pasar un mal momento. Es un lugar para disfrutar plenamente, con tranquilidad, sin prisas, para poder observar con detenimiento a cada paso lo que la naturaleza nos ofrece. Si se llega temprano se pueden recorrer todos los senderos y si se observa con atención se pueden descubrir sus maravillas. Como es lógico, de los visitantes depende la conservación del lugar, el respeto por el entorno es fundamental para que Reservas como esta perduren y se conserven como testigos silenciosos de la verdadera belleza de nuestro país y nuestra tierra, que sigan siendo el refugio natural de las especies animales y vegetales que en ellos conviven para asegurar su permanencia natural y su supervivencia.

  • 008-reserva-encenillo
  • 009-reserva-encenillo
  • 010-reserva-encenillo
  • 011-reserva-encenillo
  • 012-reserva-encenillo
  • 013-reserva-encenillo
  • 017-reserva-encenillo
  • 015-reserva-encenillo
  • 016-reserva-encenillo
  • 014-reserva-encenillo
  • 018-reserva-encenillo
  • 019-reserva-encenillo
  • 020-reserva-encenillo
  • 021-reserva-encenillo
  • 000-reserva-encenillo
  • 001-reserva-encenillo
  • 002-reserva-encenillo
  • 003-reserva-encenillo
  • 004-reserva-encenillo
  • 006-reserva-encenillo
  • 005-reserva-encenillo
  • 007-reserva-encenillo
Ultimos tweets

Lanzan nuevo reto en redes sociales que si vale la pena hacer: el #BasuraChallengue o reto de limpiar la basura en alguna zona. ¿Se animan a hacerlo? Fuente:... eldiariomexicano.com/2018/08/…

Consejos
Galería